Feeds:
Entradas
Comentarios

Nada

A veces siento que la nada es muy pesada
pesa tanto en los recuerdos
en el alma y en el corazón…

La nada esquiva a un todo
y un todo se reduce a nada
parece que la nada es relativa
y el todo alternativo…

Dudo mucho que seas mi nada
porque te encierro en el todo de mi nada
de una nada que sabe y huele a ti
de un todo que son palabras vacías
elevadas al cielo en una rafaga de lágrimas
que se escurren por la ventana donde una vez
entre un todo y nada los cuerpos se juntaron
y se encontraron en el centro del universo
inmersa en el juego de tus besos
flotando en la seda de tu piel
empapada de recuerdos…. ahora veo hacia el ayer
en esta nada que es mi todo

Podría en esta noche lluviosa hablarte y decirte y decirle al mundo que me haces falta mucha falta
podría en cinco minutos tocarte la melodía que mi corazón lleva por dentro
podría en esta noche escribirte un libro sobre el amor y sus instrucciones
podría darte muchas flores o cajas con las cartas que escribo para ti todos los días
o podría decirte que te amo y darte un anillo de bodas como muestra de lo que siento por ti
podría tatuarme tus manos en mi rostro para sentirte cerca
podría seguir soñando con tu mirada en la mía
podría …tantas cosas que podría si tan solo estuvieras aquí
podría besar tus labios con tanta ternura que podría hacerme llorar….

Alivio

Si ya sé… te parecerá extraño que te haya citado asi de la nada y más aún cuando hemos tenido tantos malos entendidos…pero estoy aquí ahora por una sola razón.

Sabés a la perfección que los seres humanos somos lo más extraordinariamente impredecibles que podremos conocer y digo impredecibles porque aunque a veces sentimos o pensamos una cosa realmente terminamos haciendo otra. Y de eso, me he dado cuenta contigo mi niña. Pero no, no vine a “reprocharte” nada simplemente a darte las gracias.
Las gracias por hacerme una mejor persona.

Sin tu forma de ser, sin tus desaciertos y diversas circunstancias que vivimos en un año y poquito más, no habría visto o no hubiera sentido lo que siento ahora. Es una sensación que no podré describirte y que sólo espero que tú puedas vivirla algún día.

Me enseñaste a ser creyente de la fe, a tener esa esperanza que por los caminos que Dios nos lleva van a un lugar especial donde Él quiere que estemos en ese preciso momento es ahí y no en otro lugar. Me enseñaste a leer la Biblia por las mañanas para descubrir el mensaje que Dios tenía para ti y para mí.

Me enseñaste a no ser apegada a las cosas materiales, me enseñaste a que hay que vivir ese preciso momento y no esperar un “mañana”. Contigo descubrí el verdadero sentido de lo que vale la pena en esta vida, el disfrutar de esos “pequeños momentos” que me dabas con tus sonrisas, con tus lágrimas que no podía evitar que se derramaran por tus mejillas…con tus sueños con tus charlas, con tu inocencia y con tus silencios.

Me enseñaste a ser agradecida con lo que tengo, a confiar más en mí y en ser agradecida con los demás. Me enseñaste el dulce sabor de un beso con sabor a frutas tropicales…me enseñaste el dulce olor de la luna junto con el sol era un olor a calidez era un olor que solo pude sentirlo entre tus brazos ese olor a “hogar” a paz quizá podría llamarle así…el lugar donde encontré paz.

Me enseñaste que sólo se es grande y respetado por los demás aquellos que son humildes pero que conservan su dignidad, que se dan a respetar, que no necesitan andar presumiendo o fingiendo algo solo para ser aceptados. Me enseñaste a respirar de forma diferente cuando estabas a mí alrededor.

Me enseñaste que las cosas también pueden terminar, que pueden quebrarse pero que es ese dolor que sentimos que nos come por dentro el que nos hará cambiar aún para ser alguien mejor no para alguien más o para la otra persona que llegue a compartir parte de tu vida…no…a ser alguien mejor para ti misma para que te des cuenta de todo lo que puedes llegar a hacer con o sin la ayuda de nadie.

Me enseñaste a ser quien seré a partir de ahora y aunque no creo que lo entiendas por el momento cuando sientas que todo está perdido y que ya no tenés salida…que te acordés de situaciones que te hagan o hicieron felices y que te agarrés de ahí para salir adelante.

Sabés que siempre siempre siempre llevaré una parte de ti en mi corazón porque para mí fuiste y serás como un respiro de vida que quizás jamás volveré a tener…la decision de haberte dejado entrar en mi vida fue una de las mejores que he tomado ….

Me enseñaste que la vida es cómo yo la viva y no necesariamente cómo la gaste/desperdicie.

La mitad de mi corazón es tuyo y así será…hasta que mi otra mitad deje de latir…

Las dos caras de la luna dejan contemplar su radiante belleza
Sus ojos delicados , finos y marcados hipnotizan al más incredulo de la magia del amor y sus circunstancias
Su mirada penetrante es capaz de desnudar a un corazón indefenso y
Hace caer vulnerable ante sus labios de seda
Su otra mirada es fria y corta la respiracion de quien logra sostenerla
A veces quema como cuando sostienes por mucho tiempo algo de baja temperatura
Es ahi cuando empiezas a arder por dentro
Y sientes como un fuego abrazador recorre tu pecho
Y va dejando un vacío que pesa como la nada de ese sentimiento
Que si alguien pregunta que se siente morir por dentro podre responderles
Es un dolor con un toque de rabia con uno mismo, con el corazón que a veces no hace falta para tener inviernos en un atormentado jardín que quiere ver la luz del sol brillar…como aquella vez bajo los brazos de luna…
Y bautizarse como un sol de medianoche con esos ratitos
que duraban una eternidad para uno…
y para la luna solo era el pasar de las nubes por el cielo que se vestía de estrellas y cometas y cuantas cosas la señora de luz de plata quiera inventarse en su universo de mentiras y palabras vacías

Está oscuro.
La función está por comenzar. La impaciencia reina en el lugar.
Se escucha la respiración agitada de algunos y el murmullo de otros.
El silencio de las personas llega cuando la música empieza.
Es un “din din din” lento a la velocidad de las agujas del reloj, justo como en las películas que parecen congelar el tiempo.
Una luz en medio del escenario da la pauta de lo que el ojo del ser humano es capaz de ver, mientras la otra parte del cerebro le invita a la curiosidad apoderarse de todos los sentidos y se despierta, y empezamos a ver lo que no logramos captar a través de las sombras.
Con ellas se dibujan los miedos y aquello que no queremos ver.
Si te fijas bien…yo soy tu sombra.
Soy parte de tu miedo….de que puedas sentir mi amor por ti
soy tu sombra porque soy eso que no quieres ver, toda la intensidad de lo que siento por usted.
No hay duda que usted puede hacerme sentir de varios colores y sabores
porque sabe que no hay cosa que yo no haría con tal de que usted sepa y sienta el amor que tengo hacia usted.
En estas palabras que escribo espero que sienta en ellas un poco de viento, de cambio en el aire,
que se fije que yo quiero hacerla feliz y que no hay nada que yo no haría
incluso ir al final de la tierra por tan solo hacerle sentir mi amor.
Al ritmo de la danza del ayer y el presente bailaré al compás del destino para que me deje disfrutar de este baile de la vida junto a ti…el tiempo que tenga que durar.

Desde el alma

Llevo el sabor de tus besos como caricias en el alma…como un secreto que se niega a descubrir.
Desde que te conocí sueño con lunas eternas y
me acompañan pacientes amaneceres que anuncian tu partida…
Y mientras tanto, sigo esperando el día del eclipse
para que el sol y la luna esten juntos nuevamente….

Han pasado 365 días desde que me enamoré de ti.
Qué ha cambiado?
Mucho y poco.
Lo que siento se ha intensificado y a veces olvido lo grande que puede llegar a ser y el lugar que ocupa en mi corazón.
Lo poco…es lo que he obtenido y ese es el problema en que estamos/estoy ahorita.
Creer o no creer? o dejar de creer? dejar de sentir?
Obligarme a hacer algo que no quiero pero que a la larga puede beneficiarme/te me hace pensar tantas cosas…me hace desear irme de tu lado…porque a veces me da tristeza seguir asi..cuando sé que hay un mundo que puedo descubrir por ti y por mi…
“Te esperaré” es una frase tan gastada y subjetiva pues, siento que mi tiempo está llegando y que un eclipse eterno se posa en mi cielo….

No quiero dejarte , porfavor no me dejes dejarte no me hagas a un lado de tu vida
pero tampoco me mientas y me ates solo porque si…por una costumbre o una rutina más…
enámorate…y pierdete conmigo en este sentimiento infinito que nace en mi alma…

Porque hace un año mi vida cobró un significado diferente…porque hace un año aprendí a decir “te amo” de nuevo…